Escribir Jugando

Mi Método Escribir Jugando tiene el objetivo de llevarte de la mano por el camino
de las Técnicas Narrativas, desde el paradigma de la diversión y la práctica lúdica,
porque está basado en el juego y en la profundización sobre las Técnicas
Cinematográficas.

¿Qué puede hacer mi Método por ti?

Descubriremos

a través de tus propios textos, cuáles son tus puntos fuertes para potenciarlos y qué otros podemos mejorar técnicamente.

Experimentarás fluidez

con mi Método las ideas van a fluir en tu mente cuando te sientes a escribir.

Tu mirada y tu creatividad

A partir de la 3a. semana, tu mirada se expande y tu creatividad se pone en marcha para transformar tus textos y lo que eres capaz de ver en ellos.

Para toda la vida

La pedagogía de mi Método Escribir Jugando será una enseñanza para toda la vida.

Vas a aprender a escribir de manera efectiva para siempre, ya que este Método está basado en la idea oriental de: si te lo digo, lo olvidas; si te lo muestro, puedes recordarlo; si lo haces, no lo vas a olvidar jamás.

Si no te abre los emails ni tu abuela…

  

  • Tiene solución. ¡Segurísimo!
  • No te garantizo que al primer día vayas a conseguir el 8,51% de ratio, pero con práctica, vas a ver aumentar tus ratios de conversión de manera exponencial.
  • Durante el mes de julio tengo una promo especial para los madrugadores.

Si quieres más información, reserva una sesión de 15′ conmigo.

  

Storyemailing no es para todo el mundo…

  • Si crees que esta Mentoría es para ti, mándame un email o rellena el formulario del final y cuéntame por qué quieres participar.
  • Me gusta que los grupos sean equilibrados y que a la vez se puedan aportar.
  • Quiero personas comprometidas en aprender y trabajar.
  • Mira los vídeos de algunas alumnas y decide si esto es lo que quieres.

Esto arranca en 3,2,1…

 

Ella ha doblado las tasas de aperturas de sus emails.

Me alegra mucho recibir noticias como esta. El Poder de las Historias ha empujado sus textos a otro nivel.

Mi Método se basa en dos grandes apartados: 

 

1/ Mi buen dominio de las Técnicas Narrativas, usadas en el cine y la novela, el cual garanbtiza una alta calidad en la producción de tus historias. 

2/ Mi vertiente terapéutica, que te puede sacar de cualquier bloqueo que tengas, por miedos o inseguridades, en cuestión de segundos. 

 

***** 

Técnicas Narrativas

Para contar historias hay que aprender Técnicas Narrativas.

Un edificio o un puente, si no están bien estructurados, pueden caerse. A los textos les pasa lo mismo. Y no es habitual que en las escuelas enseñen Técnicas Narrativas.

Lo sé porque he pasado 20 años dando clases a maestros y profesores que se sorprendían al descubrirlas en mis sesiones. 

Porque si no sabes qué son los nudos de enlace, ni como ponerlos en tus textos, estos van a quedar poco comprensibles.

Porque, si no sabes cómo y dónde colocar los puntos de tensión o cómo manejar los conflictos, tus lectores van a abandonar en el segundo párrafo.

Con todo ello, lo que sucederá es que vas a entender la relación entre el pensamiento y las palabra. Te darás cuenta de cómo estas, plasmadas de determinada formas en el papel, producen unos efectos precisos en las emociones de tus lectores.

Sabrás qué puntos tocar, cuándo, dónde y cómo, para que tu historia conecte con tus lectores.

Para escribir, lo más importante es saber pensar.

Si eres de ciencias, también habrás aprendido a pensar; luego, solo debes poner tu pensamiento en el texto; pensamos en palabras. Pero con mi Método vas a aprender qué tipos de cosas hay que pensar para escribir y cómo ordenar estos pensamientos para que los textos sean fluidos.

Si fuera tan sencillo, todo el mundo escribiría como García Márquez. Pero no se trata de eso, ni de verlo tan complicado como para poner a la escritura en el pedestal de lo inaccesible. Escribir tiene su complejidad, pero con mi Método vas a aprender técnicas que te ayudarán a desbrozar el camino; y el resultado será que este se volverá más transitable.

¿Y qué hará mi vertiente terapéutica por ti?

Pues, de entrada, prevenirte y vacunarte para que caigas en la menor cantidad de bloqueos posibles.

En el caso de que caigas en alguno, te mostraré cómo salir rápido de él. Y, cuando yo ya no esté contigo, cuando tus miedos o inseguridades frenen tus textos, tú tendrás herramientas para salir del hoyo.

Para escribir no es suficiente con un papel y un lápiz.

Para escribir necesitas que tu mente participe.

Y una mente entrenada produce resultados más brillantes.